Ir al contenido principal

Entradas

10 razones para ir a destinos impopulares

Sí, es normal que tu abuela o abuelo te digan que no se te ha perdido nada en ese lugar del mundo que se te ha antojado conocer, en el mejor de los casos si no es un país peligroso donde por supuesto todos te avisan contra los grandes percances que te acechan a la vuelta de cada esquina (lo mejor de todo es que seguramente su ignorancia sobre el tema sea directamente proporcional a la cantidad de morbosos capítulos de programas como "En tierra hostil" que hayan visto). Ya sabéis a qué me refiero. Sin embargo, personalmente no sólo os animo a ir a esos lugares, sino que además os doy 10 razones por las cuales debéis hacerlo, al menos una vez en la vida, aunque sea para saber que esto de ser mochilero no es para vosotros:

1. Por eso, porque no va nadie. En primer lugar, encontrarás un lugar "virgen", en el sentido de que no estará masificado de turistas, ni repleto de las típicas tiendas de souvenirs Made in China con regalos inútiles iguales a los que encontrarías e…
Entradas recientes

La trifrontera, por Adriana Izquierdo

El post de hoy es una de mis colaboraciones más esperadas, la de mi amiga Adriana del blog Idas y venidas, que además os recomiendo encarecidamente. Adri es una viajera incansable, infatigable y valiente. En su blog os habla de la experiencia de viajar sola de InterRail, sus viajes a Grecia o a Reino Unido y un largo etcétera, pero su último viaje, del que habla en parte este post, fue a Brasil.
Ya conocéis mi amor por Latinoamérica, así que personalmente tenía muchísimas ganas de conocer cualquier impresión sobre su viaje (más aún de haberme escapado con ella, claro). Por si os pasa como a mí, aquí tenéis sus impresiones sobre la triple frontera entre Argentina, Brasil y Paraguay: Una de fronteras: Argentina, Brasil y Paraguay en la encrucijadaUna de las cosas que más me llama la atención cuando viajo son las fronteras. Fronteras creadas por el hombre y que de forma artificial separan espacios geográficos que no tienen nada de diferente a un lado y a otro. En Europa ya no nos acorda…

Mediterráneo francés

En la región de la PACA (Provence-Alpes-Côte d'Azur, pero me encanta llamarla PACA, y de hecho, ya digo, es su nombre), hay numerosos lugares con mucho encanto. En este post os presento una selección de algunos de ellos, los que conocí mientras vivía allí. Empezando por la costa, hay varios destinos bastante interesantes y recomendables:
Marsella, Cassis, Cannes y NizaMarsella, la capital de la región, quizás no sea de una belleza descomunal, pero la amalgama de habitantes (desde los más refinados franceses hasta los franceses cuyos abuelos o bisabuelos fueron inmigrantes, que típicamente viven en los banlieues, los suburbios) hace de ella una ciudad, cuanto menos, interesante. La influencia árabe de antiguas colonias como Argelia impregna su ambiente, y ya digo que el contraste de culturas te lleva a pensar que no estás ni en Francia, ni en la Europa occidental. Sin embargo, desgraciadamente, es en esta zona sur del país donde el Front National de Marine Le Pen obtiene un amplísi…

Itinerario por Colombia: de Bogotá a la Guajira

Hace más o menos un año, como ya conté aquí, me fui a Colombia a visitar a mi amiga Eva. Fueron sólo 15 días, demasiado poco para todo lo que queríamos ver y hacer, así que al final decidimos relajarnos y visitar lo que se pudiera, que lo importante era respirar momentos (muy al estilo latinoamericano y colombiano).

En Colombia descubrí que los colombianos son de lo más acogedor, siempre dispuestos a compartir y a una buena conversación. Descubrí que no tienen nada que ver los rolos (de la capital), con los paisas (de Medellín) o con los costeños (de la costa, descendientes de esclavos afroamericanos). Descubrí que siempre es buen momento para comer arepas y tomar un tinto (café - por cierto, de los mejores del mundo). Descubrí que siempre están dispuestos a tomar unas polas (cervezas), que son muy bacanos, y allí donde fui encontré gente de lo más chévere.


Primera parada: Tabio y Bogotá Nuestro itinerario de viaje, ya digo, no fue muy extenso. Ella vivía en Tabio, un pueblito cercano…

Curiosidades sobre los Balcanes

Antes de viajar a Dubrovnik, en Croacia, Kotor, en Montenegro, Sarajevo y Mostar en Bosnia y Belgrado en Serbia (vaya resumen del viaje), apenas sabía nada sobre todos estos países. Cuando fui, encontré a mucha gente deseosa de hablar sobre la antigua Yugoslavia, y también deseosa de hablar con gente de otros países. Así que, además de disfrutar a tope y enamorarme de todos estos lugares, llegué a varias conclusiones bastante divertidas:

1. El bosnio, croata, esloveno, serbio y montenegrino, como idiomas, en realidad son variantes del mismo. En palabras de una chica serbia a la que preguntamos: “es como la diferencia entre el castellano de España y el de los distintos países de Latinoamérica”. Así que, aunque a nosotros todo nos sonaba rematadamente diferente (son lenguas eslavas), todo venía sonando más o menos similar (y eso que en Serbia y en Montenegro también tienen alfabeto cirílico).


2. Cada uno por sus razones, todos extrañan los tiempos de la Yugoslavia de Tito. Antes de ir all…

Las anécdotas más divertidas

Cual cuñada pesada que ha hecho 3000 fotos en su último viaje y te las enseña una a una con largas explicaciones sobre cada segundo del mismo, vengo a la carga con las anécdotas más divertidas que me han ocurrido en los distintos viajes que he hecho. Y si no consigo sacaros una leve sonrisa, al menos yo me lo he pasado pipa recordando todos esos momentazos.

¡Aquí tenéis el top ten del anecdotario viajeril! (En realidad, eleven, porque después de ponerme a recordar historias, no pude obviar ninguna más...)

11.Si es que no estoy acostumbrada... En 2013, mientras vivía en México, fuimos cinco españoles a Guadalajara. Una ciudad muy diferente a lo que estábamos acostumbrados allá, que nos dejó un poco confusos. A la vuelta, el dueño del hostal donde nos alojamos nos llevó a la estación de autobuses, que está bastante alejada de la ciudad, y como eran vacaciones, el autobús nos salía a mitad de precio. Así que tomamos uno de los buses de lujo. Y, por una vez, no estoy exagerando. En México …

Yugoslavia (quinta parte): Mostar

Después de la despedida final de Sarajevo, el destino era Mostar. La última parada en tierras bosnias, antes de volver a Dubrovnik y de ahí a casa. Quizás era porque ya olía a despedida de verdad, pero lo cierto es que estábamos impregnados en un aire de cierta melancolía, como si nada pudiera superar a lo ya vivido en Sarajevo y en Belgrado.

Llegamos a Mostar con el estómago lleno (una vez más de rica - y barata - comida bosnia), el corazón en un puño (nuestra última noche en Sarajevo aún nos despertaba emociones fuertes) y la sensación de haber vivido una serie de aventuras cruza-fronteras. Así que, deseando conocer la ciudad, fuimos directos a dejar las mochilas.

Nos recibió una encantadora croata, que tenía una casa de huéspedes con su novio musulmán (ambos bosnios - y sé que esto es muy confuso - ella era bosnia croata y él, bosnio musulmán). Después de las primeras formalidades (qué tal el viaje y esas cosas), nos preguntó si sabíamos algo sobre Mostar. Y lo que nos contó nos de…